PERFORMANCE STUDIOS · Tel. 93 803 43 89 · edu@performancestudios.com



 

¿Has perdido el mando del proyector? ¡Ya no necesitas tirar tiempo y dinero buscando otro igual!
El mando universal para proyectores TICDVISION es la solución más económica y fiable. Fácil y rápido de instalar y compatible con la mayoría de dispositivos. Ideal para centros educativos, salas de reuniones e instalaciones con equipos de uso compartido.

 

 

 


 

   


Sustituye fácilmente tu dispositivo por el mando universal TICDVISION:

  • Funciona con la mayoría de proyectores LCD y DLP:
    3M, A+K, Acer, Ask, Benq, Boxlight, Canon, Casio, Compaq, Dell, Dukane, EiKi, Eizo, Epson, Great Wall, Hitachi, HP, Infocus, JVC, Kinderman, LG, Mitsubishi, NEC, Optima, Panasonic, Philips, Pioneer, Plus, Polaroid, Polyvision, Promethean, Proxima, Samsung, Sanwa, Sanyo, Sharp, Smart, Sony, Toshiba, Viewsonic, Vivitek, Yamaha

  • Mando altamente compatible: Funciona con sistemas portátiles y fijos

  • Fácil emparejamiento con el proyector: Permite instalarlo sin problemas y rápidamente

  • Versatilidad y funcionalidad: Soporta todas las funciones de los proyectores más comunes
 



Tel. 93 804 43 89
edu@performancestudios.com


   
En virtud de la Ley Orgánica 15 13/12/1999 de Protección de Datos Española, te comunicamos que tu dirección de correo electrónico figura en este momento suscrita dentro de la base de datos de nuestra empresa; tienes derecho de oposición, acceso, rectificación y cancelación de tus datos. En caso de querer eliminar o rectificar algún dato, no dudes en comunicarlo a través de nuestro e-mail. Tienes la opción de darte de baja cuando no quieras recibir más información respondiendo a este mensaje indicando la palabra BAJA en el asunto. Si lo has recibido por error o no estás interesado en recibir esta información, rogamos que por favor nos lo notifiques lo antes posible respondiendo al remitente, elimines este mensaje de tu sistema. No lo copies o uses con ningún propósito, ni lo distribuyas a otras personas, ya que podría significar incurrir en un delito contra la privacidad y el secreto de las comunicaciones.